Imagem card

Carlos Ivan de Melo: de las procesiones a las juergas de momo en Olinda - PE

Fecha de nacimiento.:
20/07/1942

Fecha de la muerte.:
01/04/2021

Ocupación:

Artista Plástico

 

Carlos Ivan de Melo: de las procesiones a las juergas de momo en Olinda - PE

Artículo disponible en: PT-BR ENG

Pasado actualización: 01/03/2023

Por: Cirinéa Amaral - Profesor de Música en CAP / UFPE y Especialista en Música y Artes Escénicas.,
Rúbia Lóssio - Coordinación de Estudios de Culturas Populares en Fundaj - Doctorado en Sociología

Olinda es una de las ciudades más antiguas de Brasil. Fundada por el portugués Duarte Coelho, quien la convirtió en capital de la capitanía más próspera del Brasil colonial, durante siglos fue el centro de la aristocracia azucarera.
 
El ciclo de la caña de azúcar trajo a Olinda los grandes ingenios, con mucha riqueza y refinamiento, lo que contribuyó para que la ciudad creara el primer curso de Ciencias Jurídicas de Brasil.
 
La ciudad, hasta los días de hoy, tiene un clima lleno de discusiones intelectuales y el espíritu de libertad de pensamiento. A la vez, Burgo Duartino convive con los monasterios e iglesias antiguos, construidos en las colinas y adornados por las románticas y famosas laderas, y desde ellas se puede ver el mar azul que, un día, trajo las primeras carabelas portuguesas.
 
Los que nacieron en esa ciudad bucólica dicen que: "ser olindense (que nació en Olinda) es un estado de ánimo".
 
Además de acoger artistas y poetas, todos los años la ciudad presenta uno de los carnavales más alegres de Brasil, donde los clarines de Momo anuncian la espontaneidad y la alegría cautivadora de sus habitantes, mezclando los sonidos de los instrumentos musicales de los bloques, farras, clubes carnavalescos, afoxés (ritmo musical) y maracatus (ritmo musical) con los sonidos de las campanas de los monasterios y de las iglesias antiguas, asegurando a todos que viven allí que Dioniso y Apolo conviven muy bien en esa ciudad donde lo Sagrado y lo Profano la convierten en una de las ciudades más democráticas y bellas de la tierra de los "brasis". En este escenario nació y se multiplicó la obra de Carlinhos (como lo tratan sus amigos). Dicótoma y hermosa, religiosa y lúdica, Olinda es eterna (como lo dijo Capiba), y seguramente a Apolo, Euterpe, Terpsícore y Dioniso les gustaría haber nacido de Burgo Duartino si no hubieran nacido en el Olimpo.
 
Actualmente, Olinda es la primera Capital Brasileña de la Cultura. Según Silva (2006, p. 35), la ciudad también es todo carnaval, es alegría en los ricos disfraces de la gente. Como dice el frevo de Severino Luiz Araújo y Nelson Luiz Gusmão, “...é lindo o carnaval de Olinda / E quem não viu ainda/ Não sabe o que é paixão / A vida esquece a saudade / Tudo é felicidade / E amor no coração”. Esa ciudad tiene el encanto y la magia de un pueblo alegre y crítico que durante el carnaval se inducen por el éxtasis de los juegos que tienen lugar en las famosas laderas estrechas, en sus paisajes frente al mar, iglesias históricas entre la Calle do Amparo, Calle da Bica y Alto da Sé. El Monasterio de São Bento, Plaza do Carmo, Plaza do Jacaré, Varadouro, entre otros, forman parte de la belleza física y poética de Olinda. Ciudad acogedora y rodeada por plazas, colinas, el mar y árboles, es el lugar donde diversos artistas muestran su talento por primera vez.

 

Hino do Elefante de Olinda (Composición: Clídio Nigro / Clóvis Vieira):

 

“ Olinda! Quero cantar a ti esta canção.
 Teus coqueirais, o teu sol, o teu mar.
 Faz vibrar meu coração, de amor a sonhar
 Em Olinda sem igual
 Salve o teu Carnaval!”

 

Su paisaje resiste hace ya muchos siglos, donde se reencuentra con el pasado lleno de tradiciones, que se explica y se engrandece a través del poema de Carlos Pena Filho:

  

    “Olinda é só para os olhos,
     Não se apalpa, é só desejo.
     Ninguém diz: é lá que eu moro.
     Diz somente: é lá que eu vejo.

     Tem verdágua e não se sabe,
     a não ser quando se sai.
     Não porque antes se visse,
     Mas porque não se vê mais.
 
     As claras paisagens dormem
     No olhar, quando em existência.
     Diluídas, evaporadas,
     Só se reúnem na ausência.” 

 

En ese espacio arquitectónico de entusiasmo y euforia, el artista plástico y carnavalero Carlos Ivan de Melo contribuye con su dedicación y perfección de sus obras ricas en creatividad que engrandece lo bello.

 

Carlos Ivan de Melo nació en Olinda, en la Calle Coronel João Lopes, antiguo “Beco da Poeira”, en las cercanías del Varadouro. Es hijo de doña Antônia da Paz Vieira de Melo y del señor Manoel Vieira de Melo. Cuando era niño, disfrutó con admiración el trabajo de su tía Julinha, una señora dotada en el arte de la costura y de la decoración. Carlos también observaba la creatividad de los artistas a su alrededor. Su facultad fue la ciudad donde nació y sus profesores de arte fueron los artistas a su alrededor. Poco a poco obtuvo su propio lenguaje, su forma de hacer arte, uniendo una creatividad increíble con un estilo refinado y aristocrático. Viajó y conoció otras tierras, especialmente Portugal donde fue varias veces, incluso para presentar obras como el “Grupo de Canto e Dança de Olinda” (Grupo de Canto y Danza de Olinda).
 

La profesora Cirinéia conoció a Carlos Ivan y su esposa Sílvia Melo, (de nostálgica memoria), en una presentación en el clube Atlântico (club Atlántico), lugar de origen de muchos momentos importantes del pueblo de Olinda. Lo que llamó la atención en su obra, entre su religiosidad e implicación con los movimientos de la iglesia católica romana, su pasión por el carnaval y especialmente su memoria extraordinaria. Carlos Ivan recuerda detalladamente hechos, canciones y juegos del pasado de Olinda.
 
El amor y admiración por el pasado de Olinda le hizo realizar el “Baile das Sinhazinhas” por unos años, con los jóvenes de la sociedad de Olinda que llevaban trajes característicos para el baile, donde revivió las antiguas veladas de su ciudad amada. Para explicar su pasión por la música, Carlos Ivan recuerda que todas las músicas en Olinda tienen una historia.
 
Fue así con la canción Banho de Conde escrita por Clídio Nigro y Wilson Wanderley. En el Boletín Informativo para Escuelas - Frevo y Maracatu, Carnaval de 1994, organizado por Iracema Lima Pires Ferreira revela que "Esa composición del antiguo carnaval de Olinda, que hacía alusión al Señor Ficher, el 'bloque Guaiamu na Vara' denunció el fracaso de su principal competidor ‘Batutas de Olinda’.”

 

Vou formar a turma
Pra tomar banho na beira do mar
Vou ficar molhado
Eu vou dar água pelo carnaval

Vem padroeiro “fiche”
Que, acendi no “painé”
Não mergulhei, mas me afoguei (BIS)
Banho de maré tomei

 

También se puede encontrar su obra en procesiones de Olinda y Recife, como por ejemplo en las procesiones de Nuestra Señora del Carmen y Nuestra Señora De Los Pasos (Recife) y las Procesiones de Olinda, especialmente las del patrono de la ciudad, San Salvador del Mundo. Los adornos de las iglesias, y de otros ambientes que este artista realizó, se reconocen por su buen gusto y se respeta por los que entienden de belleza y refinamiento.
 

Además de toda esa producción, Carlos Ivan también se dedica al carnaval de Olinda y Recife. Este artista plástico también es un músico aficionado, carnavalero y artesano, creó varios disfraces y temas de los más diversos bloques y farras de Olinda y Recife, incluso confeccionando sus estandartes. Fue carnavalero de la Pitombeira de Olinda y de muchos clubes y farras más. Actualmente se dedica al Bloque da Saudade, en el que desarrolla los más diversos temas hace ya trece años, y crea sus disfraces, bordados y adornos. Carlos Ivan de Melo merece el reconocimiento público de su obra por lo mucho que hace por la cultura de Pernambuco.

 

 

Recife, 2006.

fuentes consulted

CARLOS Ivan de Melo [Foto neste texto]. Disponível em: <https://www.diariodepernambuco.com.br/noticia/viver/2018/01/carlos-ivan-trata-carnaval-como-compromisso-sagrado.html>. Acesso em: 03 nov. 2019.

 

SILVA, Leonardo Dantas. VERAS, Luciana. A Primeira Capital Brasileira da Cultura – Olinda. Revista Continente Documento. Recife: CEPE, a. 4, n. 42, p. 1-35, 2006.

cómo citar este texto

AMARAL, Cirinéa; LÓSSIO, Rúbia. Carlos Ivan de Melo: dos andores das procissões às folias de momo em Olinda-PE. In: Pesquisa Escolar. Recife: Fundação Joaquim Nabuco, 2006. Disponible en: https://pesquisaescolar.fundaj.gov.br/es/artigo/carlos-ivan-de-melo-de-las-procesiones-las-juergas-de-momo-en-olinda-pe/. Acceso el: día mes año. (Por Ej.: 6 ago. 2020.)