Imagem card

Carnaval: origen y evolución

La palabra carnaval deriva de la expresión latina "carne levale", se volvió conocida alrededor de los siglos XI y XII y significa "quitar la carne", es decir, "abstención de la carne" y se asocia con el control de los placeres mundanos.

Carnaval: origen y evolución

Artículo disponible en: PT-BR ENG

Pasado actualización: 23/03/2023

Por: Cláudia Verardi - Bibliotecario de la Fundación Joaquim Nabuco - Doctorado en Bibliotecología y Documentació
Lara Nogueira - Monitor of the Fundação Joaquim Nabuco

La palabra carnaval deriva de la expresión latina "carne levale", se volvió conocida alrededor de los siglos XI y XII y significa "quitar la carne", es decir, "abstención de la carne" y se asocia con el control de los placeres mundanos.

Aunque solo se recuerda como una fiesta pagana, el período que se conoce como carnaval marca la víspera del Miércoles de Ceniza, justo el día en el que se empieza la abstención de carne (ayuno de la Cuaresma). Por lo tanto, el carnaval está directamente relacionado con la Cuaresma, porque es como si fuera la última oportunidad para satisfacer las compulsiones antes del período de 40 días de ayuno y oración que preceden la Pascua. En general, los Cristianos se abstienen de algunos alimentos o actividades que les gusta hacer como una forma de penitencia para prepararse para la Pascua.

Las celebraciones de carnaval suelen empezar el sábado y se extienden hasta el Miércoles de Ceniza. El "martes gordo" es oficialmente el último día de Carnaval y el Miércoles de Ceniza marca el inicio de la Cuaresma (que precede la Pascua). Esa época se caracteriza por mucha juerga e irreverencia, porque las personas liberan la imaginación en disfraces, canciones y bailes.

A partir de la fecha de Pascua se establece la fecha del carnaval y otras fechas "móviles" (que cambian cada año) del calendario. La Iglesia Católica celebra la Pascua (Resurrección de Cristo) siguiendo el calendario judaico que celebraba la liberación de la esclavitud de Egipto para la libertad de la Tierra Prometida por Dios a Abraham. Según Aquino (2008, p. 1): "...el calendario judío se basaba en la Luna, y así la fecha de la Pascua cristiana se convirtió en móvil en el calendario cristiano, así como las otras fechas relacionadas con la Pascua, tanto en la Iglesia Católica como en las Iglesias Protestantes y Ortodoxas".

Los países católicos del sur de Europa y América Latina suelen celebrar el carnaval todos los años y en cada lugar las celebraciones son muy diversas, pero tienen en común la alegría y relajación.

Las fiestas de carnaval nos dicen mucho sobre un pueblo y sus anhelos, sus manifestaciones de juerga revelan sus costumbres, manera de pensar y vivir, así como algunas veces revelan situaciones de crisis política o social.

El período de carnaval da a los individuos un sentido ilusorio de igualdad y libertad, reduciendo las diferencias entre las capas sociales y también yendo en contra de los tabúes y de las reglas de la sociedad:

La fiesta carnavalesca es el momento de inversión total del régimen dominante: la liberación, aunque provisional, la abolición de las jerarquías, reglas y tabúes, el congraciamiento pagano. Deseos oníricos de un lugar otro y de un tiempo otro, de una utopía y una ucronía. Tal abolición tiene un significado especial. En las fiestas oficiales, las distinciones jerárquicas, con insignias, títulos, discursos y pompas, marcaban de manera intencional las desigualdades. En la fiesta popular, el ideal utópico y real constituían una parte esencial de la visión carnavalesca de la vida y del mundo. Consiguientemente, esa eliminación provisional, a la vez ideal y efectiva, de las relaciones jerárquicas entre individuos, creó un tipo particular de comunicación en la plaza pública, que era inconcebible en situaciones normales (BAKHTIN, 1993, p. 9).

En Brasil es muy evidente esa inversión de valores, el sarcasmo y la ironía que juegan con situaciones reales. Hay varias manifestaciones del "mundo al revés", según Miranda (1997, p. 134): se intercambia el día por la noche, la vida del barrio por el centro de la ciudad, el territorio del trabajo da paso al territorio del baile y del placer. Se intercambian roles sexuales y sociales: hombres machistas se visten como mujer, adultos llevan pañales y chupetes, hombres serios se disfrazan de sinvergüenzas, negros y blancos se disfrazan de indios, pobres se disfrazan de nobles, personas de otras clases sociales se visten como mendigos e incluso los juerguistas más alegres llevan "mortajas" como para venerar a la muerte. Esos contrastes causan admiración y gracia y forman parte de la espontaneidad e irreverencia propias de la época.

También según Miranda (1997, p. 126), la fiesta carnavalesca es un rasgo que llama la atención, casi omnipresente en diversas prácticas culturales y en el imaginario de la población brasileña, influyendo las manifestaciones artísticas tanto en el cine, como en la literatura y en la música.

En esa época del año, la forma de diversión más antigua era el entrudo, una forma de diversión que trajeron los colonizadores portugueses, en la que los señores y esclavos salían a las calles para participar de juegos donde parecían estar en situación de igualdad, pero sus roles definían bien en qué posición estaban, ya que, frecuentemente, los esclavos eran los "blancos" en los juegos de tirar limones y naranjas, por ejemplo. En esa época, los negros solían jugar entre sí cuando los señores ya se habían retirado a dormir o muy temprano por la mañana.

Entre 1870 hasta 1930, hubo un cambio importante en las capas sociales en las ciudades del centro-sur debido al rápido enriquecimiento que la cultura del café trajo, primero alrededor del Río de Janeiro y luego ocupando el Valle del Paraíba hacia São Paulo.

En ese período, surgieron formas de diversión que se limitaban a las capas superiores de la sociedad en detrimento de las formas de fiesta antiguas que empezaron a verse como inadecuadas y se convirtieron en fiestas exclusivas de las capas populares.

La capa más rica modificó sus actividades festivas importando y adaptando las formas europeas de divertirse a las condiciones brasileñas, sin crear nada realmente nuevo, solo utilizando sus posibilidades económicas para introducir aquí los hábitos ultramar; sin embargo, las capas populares, que no tenían los recursos necesarios para las importaciones, usaban su creatividad y experiencia para crear nuevas formas de diversión. (SIMSON, 1981, p.47).

En el siglo XIX e inicio del siglo XX, con los medios de comunicación ya desarrollados, los periódicos de la época empezaron a hacer campaña contra el entrudo, porque solo a los burgueses se les permitía desfilar y el pueblo solo podía mirar sin participar. Ya existía desde hace mucho tiempo una serie de medidas municipales que prohibían esos juegos de las capas más altas de la sociedad y exigían que los jefes de policía las cumplieran.

El Entrudo era una forma de diversión primitiva y violenta que se basaba en tirar cosas uno a los otros (agua, harina, frutas, etc.) y duró hasta los años 1880, cuando la intensa campaña de prensa junto con la acción represiva de la policía hicieron el carnaval más "civilizado".

Según (Galdin, 2000; p.49) en la década de 1880, el carnaval callejero (el prétito) se unió al carnaval de salón (los disfrazados de los bailes) y esa unión generó las asociaciones carnavalescas.

Brasil fue influido por los bailes de carnaval de otros países, como Italia, sobre todo Venecia con sus desfiles de máscaras. Incluso hoy en día, cuando se habla de carnaval en Italia, suelen recordarse las fiestas de Venecia y Viareggio, en Toscana, porque lograron fama mundial.

Muchos de los trajes y figurines característicos del siglo XVIII intentaron reproducir el estilo y la moda de los nobles de esa época, las máscaras nobles, los rostros blancos, vestimenta de seda negra y sombrero de tres picos. Más tarde se agregó a esas el modelo de los personajes de la Commedia dell’Arte (figuras de representaciones teatrales comunes en Italia y en toda Europa desde el siglo XVI hasta mediados del siglo XVIII –algunas de ellas adoradas hasta hoy): 

...Arlequín (criado que lleva ropa con cuadros en forma de rombo, inteligente, seductor y torpe), Colombina (criada, su enamorada), Brighella (criado codicioso y astuto), Burattino (criado sagaz), capitán Scaramouche (aventurero militar y navegador), Doctor (médico o aristócrata), Pantaleón (comerciante aventurero estúpido), Polichinela (jorobado enamorado, cruel y astuto), Zanni (criados inteligentes y atrevidos), Jester (payasos, tontos), las damas elegantes y refinadas, a las que luego se unieron las máscaras de Pierrot (figura inocente, bello, encantador y amable) y los gatos, entre otras más recientes. No olvidemos que, al fin y al cabo, Venecia era el escenario principal por excelencia de este género teatral. (FERRO, 2014, p .41).

Aunque la influencia europea es fuerte, principalmente en los bailes de carnaval llamados "Carnaval de Salão" (Carnaval de Salón), hoy no se puede hablar con seguridad sobre el carnaval brasileño en su conjunto. Las manifestaciones cambian de una región a otra e incluso de una ciudad a otra. Las fiestas de carnaval más significativas del país son las de la ciudad de Río de Janeiro (Río de Janeiro), Salvador (Bahía) y las de Recife y Olinda (ambas en Pernambuco).

Según Miguez (p. 75), el carnaval de Río de Janeiro se caracteriza principalmente por ser un espectáculo; lo que define el carnaval de Pernambuco es la tradición junto con la participación popular; el carnaval de Bahía, que también se reconoce por la gran participación popular, busca mezclar la tradición y las innovaciones.

En Río de Janeiro, las escuelas de samba realizan el espectáculo que, combinando artes plásticas, música, poesía y baile, buscan armonizarse durante todo el desfile. La presentación de cada una de ellas es un espectáculo aparte y los desfiles atraen turistas de todo el mundo.

El carnaval de Salvador es similar al del Río de Janeiro en cuanto a la característica de espectáculo, porque cuando los baianos (tienen origen en Bahía) Dodô y Osmar crearon el trío eléctrico en 1950, eso modificó completamente el panorama del carnaval de Bahía. Los juerguistas empezaron a "pular carnaval", es decir, bailar libremente siguiendo los tríos eléctricos, que se pueden definir como escenarios móviles.

En Pernambuco, hace más de una década, se denominó el carnaval de Recife "carnaval multicultural" debido a las diversas formas de manifestación popular que se observan en esa época del año:

Por un lado, la tradición que los espectáculos populares representan, como el maracatu de nação, el maracatu rural, los bloques de frevo, las farras, los clubes de alegoría y crítica, los caboclinhos (baile folclórico), las tribus de indios, los osos, los diversos grupos de afoxé (ritmo musical), las escuelas de samba, los reisados (manifestación folclórica que se celebra entre la Navidad y el Día de Reyes) y los bumba-meu-boi (manifestación folclórica); por otro lado, la escena musical que es contemporánea. (VIEIRA, 2014, p. 113).

La apertura oficial del carnaval de la ciudad de Recife está marcada con el desfile Galo da Madrugada (Gallo de la Madrugada).

El Galo da Madrugada es un bloque carnavalesco que se realiza todos los sábados de carnaval en la región central de la ciudad de Recife. Enéas Freire creó esta agremiación en 1978. Los juerguistas llegan alrededor de las 7 horas de la mañana a pie o colocan sus barcos en el Río Capibaribe para acompañar el paso del bloque, que sale oficialmente a las 9 horas y los tríos eléctricos tocan hasta las 18 horas

... en 1994, llegó el reconocimiento internacional del libro de los récords, el Guinness Book. Entonces, se hizo oficial: Galo da Madrugada fue considerado el bloque de carnaval más grande del planeta, en un carnaval que reunió un millón y medio de juerguistas. El título estampó la edición del libro del año siguiente. Para conmemorar y venerar la majestad del carnaval de Pernambuco que había conquistado el mundo, el Ayuntamiento de Recife puso, en 1995, un gallo gigantesco sobre las aguas del Río Capibaribe, embelleciendo aún más el espectáculo carnavalesco de Recife. En 1996, la apoteosis del desfile ganó aún más color y brillo: palcos, sombrilla gigante, pareja de Rey y Reina de Maracatu sobre el Río Capibaribe y un Gallo aún más grande, esta vez montado en el Puente Duarte Coelho – donde se pone hasta el día de hoy. (MAIA, 2013, p. 9).

El Galo da Madrugada se mantiene fiel a sus raíces, valorando el ritmo de Pernambuco y seduciendo a todos con su coro:

“Ei pessoal, vem moçada! Carnaval começa no Galo da Madrugada.”

En Olinda, el carnaval surgió al inicio del siglo XX junto con los Clubes carnavalescos, como el Club Carnavalesco Misto Lenhadores (1907) y el Club Carnavalesco Misto Vassourinhas (1912). La tradición del carnaval de la ciudad está marcada por diversos bloques callejeros con juerguistas disfrazados generalmente acompañados por orquestas de frevo y por desfiles de muñecos gigantes (desde principios de la década de 1930). El "Hombre de la Medianoche" es el muñeco gigante más conocido y desfiló por primera vez en las calles de Olinda en 1932.

Las más diversas manifestaciones carnavalescas en el mundo representan la mezcla de rasgos culturales en una magia de colores y sonidos que revelan la creatividad y la irreverencia de los juerguistas en todos los rincones del mundo. El carnaval brasileño es la expresión de la alegría cautivadora de esa época del año.

 

 

 

Recife, 28 de diciembre de 2016.

fuentes consulted

AQUINO, Felipe. Por que muda a data da Páscoa e do Carnaval? 2008. Disponível em: <goo.gl/FS8Yu7>. Acesso em: 27 dez. 2016.

ARANTES, Nélio. Pequena História do Carnaval no Brasil. Revista Portal de Divulgação, n 29. Ano III. Fevereiro.2013, ISSN 2178 – 2178. Disponível em: <goo.gl/XSkxLa>. Acesso em: 08 nov. 2016.

BAKHTIN, Mikhail. A cultura popular na Idade Média e no Renascimento. São Paulo: Hucitec, 1993.

CARDOSO, Monique. História do Carnaval. Disponível em: <   http://www.areliquia.com.br/artigos%20anteriores/57histcarn.htm> Acesso em: 08 nov. 2016.

CARNAVAL [Foto neste texto]. Disponível em: <https://ednene.files.wordpress.com/2011/03/carnaval-2011.jpg>. Acesso em: 28 dez. 2016.

CARNAVAL: a festa da carne. Disponível em: <http://www.icp.com.br/31materia1.asp>. Acesso em: 14 dez. 2016.

FERRO, Manuel. Chi vuol essere lieto, sai;/Di doman non c’è certezza: festa e tradição do carnaval em Itália. In: RIBEIRO, Maria Aparecida; ARNAUT, Ana Paula (Org.). Viagens do carnaval no espaço, no tempo, na imaginação. Salvador: EDUFBA; Coimbra: Universidade de Coimbra, 2014. p. 27-45.

GAUDIN, Benoit. Da mi-carême ao carnabeach – história da(s) micareta(s). Tempo Social; Revista de Sociologia da USP, São Paulo, 12(1):47-68, maio de 2000.

MAIA, Anderson. O Galo. 2013. Disponível em: <http://www.galodamadrugada.org.br/index.php/o-galo/historia>. Acesso em: 28 dez. 2016.

MIGUEZ, Paulo. Carnaval da Bahia: do entrudo lusitano aos desafios contemporâneos. RIBEIRO, Maria Aparecida; ARNAUT, Ana Paula (Org.). Viagens do carnaval no espaço, no tempo, na imaginação. Salvador: EDUFBA; Coimbra: Universidade de Coimbra, 2014. p. 73-93.

MIRANDA, Dilmar. Carnavalização e multidentidade cultural: antropofagia e tropicalismo. Tempo Social, Revista de Sociologia da USP, São Paulo, v. 9, n. 2, p. 125-154, out. 1997.

PINTO, Tales dos Santos. "História do carnaval e suas origens"; Brasil Escola. Disponível em < http://brasilescola.uol.com.br/carnaval/historia-do-carnaval.htm>.  Acesso em 08 nov. 2016.

SIMSON, Olga R. De Morais Von. Transformações culturais, criatividade popular e comunicação de massa: O carnaval brasileiro ao longo do tempo. In: Centro de Estudos Rurais e Urbanos, n14, p 43-56. Dez 1981.

VIEIRA, Anco Márcio Tenório. As interpenetrações culturais e o carnaval de Pernambuco. RIBEIRO, Maria Aparecida; ARNAUT, Ana Paula (Org.). Viagens do carnaval no espaço, no tempo, na imaginação. Salvador: EDUFBA; Coimbra: Universidade de Coimbra, 2014. p. 111-133.

cómo citar este texto

VERARDI, Cláudia Albuquerque; NOGUEIRA, Lara. Carnaval: origem e evolução. In: Pesquisa Escolar. Recife: Fundação Joaquim Nabuco, 2016. Disponible en: https://pesquisaescolar.fundaj.gov.br/es/artigo/carnaval-origen-y-evolucion/. Acceso el: día mes año. (Por Ej.: 6 ago. 2020.)