Imagem card

Transporte Urbano de Recife

La historia de los transportes colectivos en Recife puede ser contada a partir de 1841, cuando el inglés Tomas Sayle puso a disposición diligencias de cuatro ruedas tiradas por caballos en la línea de Monteiro.

Transporte Urbano de Recife

Artículo disponible en: PT-BR ENG

Pasado actualización: 19/03/2020

Por: Virginia Barbosa - Bibliotecario de la Fundação Joaquim Nabuco

La historia de los transportes colectivos en Recife puede ser contada a partir de 1841, cuando el inglés Tomas Sayle puso a disposición diligencias de cuatro ruedas tiradas por caballos en la línea de Monteiro. Partían desde la Matriz de Santo Antonio, en el centro de la ciudad, y paraban en Manguinho y en Casa Fuerte.

En 1852, el servicio fue ampliado a Olinda y Jaboatão, ahora administrado por Claudio Dubeux. Había dos diligencias: una por la mañana y otra por la tarde. Por la noche, solamente circulaban cuando había espectáculos teatrales. En los fines de semana, se hacían viajes extras hasta Apipucos, donde parte de la población se desplazaba para veraneo y baños en el ríoCapibaribe.

Las diligencias desaparecieron cuando surgieron las maxambombas  (1867) y los tranvías de burro (1871).

Las maxambombas, adaptación de la expresión inglesa machine pump (bomba mecánica), eran pequeñas locomotoras a vapor y tres vagones de pasajeros que pertenecían a la compañía inglesa Brazilian Street Railway Company Limited, conocida por Compañía de Caxangá. El descontentamiento de la población con el servicio de transporte colectivo resultó en el surgimiento de esas locomotoras y tuvo el apoyo de emprendedores británicos, que invirtieron pesadamente en el sector de ferrocarril.

Inicialmente, las maxambombas hacían el trayecto desde el centro de la ciudad hasta el pueblo de Apipucos. Luego, pasaron a servir a Dos Hermanos, Casa Amarilla y Várzea. Acompañando el crecimiento urbano de la ciudad, las líneas y los ramales fueron ampliados.
 

A partir de 1870, una concesionaria de inversores locales fue inaugurada. Era la Trilhos Urbanos de Olinda (Ferrocarriles Urbanos de Olinda), que actuaba más en la zona norte y tenía un arancel de menor valor.
 

Sin duda, la llegada del transporte en ferrocarriles en la segunda mitad del siglo XIX, en Recife, promovió una transformación en el escenario urbano y en el aspecto socioeconómico de la ciudad.

En 1871, surgió un concurrente más de las maxambombas: la empresa de tranvías de burros, Pernambuco Street Railway Company. Eran vehículos de tracción animal que se desplazaban sobre ferrocarriles. Sus actividades tuvieron inicio en el barrio de Recife, desde el Brum hastaMadalena;

Aun con ajustes y ampliación de servicios, el tranvía de tracción animal no logró éxito en atender a las necesidades de locomoción de los ciudadanos de Recife. “La capital pernambucana ya poseía, en 1912, 81.156 kilómetros de ferrocarriles, 27 locomotoras, 889 burros, 217 vagones de pasajeros y 64 vagones de carga”. En julio de 1914, aduciendo mala calidad de sus préstamos, algunos usuarios volcaron e incendiaron varios tranvías, hecho que contribuyó para el cierre de sus actividades.

En ese mismo año, la empresa Pernambuco Trainways & Power, de capital inglés, introdujo en el servicio de transportes terrestres urbanos los tranvías eléctricos. Los tranvías eran de procedencia británica.

En 1928, la Pernambuco Trainways fue vendida a la empresa estadounidense Electric Bond & Share. El nuevo propietario reformó los tranvías, a los cuales, por su aspecto aerodinámico, muchos llamaban de zepelines. En este mismo año, el 07 de julio, fue inaugurada la línea de tranvía intermunicipal para el Farol de Olinda. En el año siguiente, fue fundada la Auto Viação Cruzeiro, que hacía la línea Serinhaém – Recife, por intermedio de tan sólo 01 ómnibus.

Los tranvías funcionaron hasta el final de la década de 1950. La población y algunos políticos protestaron y la empresa deliberó mantener tan sólo 01 tranvía para traficar desde Boa Vista hasta Fundão, hasta 1960.

Tiene inicio, entonces, en Recife, la etapa del transporte de pasajeros por ómnibus trolebús (ómnibus movidos a electricidad transmitida por cable aéreo suspendido sobre su trayecto), teniendo como empresa responsable la Compañía de Transportes Urbanos (CTU), órgano de la Municipalidad de Recife. Había 13 líneas servidas por 65 ómnibus importados de la Marmon-Herrington Automotive Company, de Indianápolis (Estados Unidos) a la capital pernambucana. En diez años, la CTU amplió su flota para 140 vehículos distribuidos en 18 líneas.

En la década de1970, la CTU poseía vehículos trolebús de la última fabricación de la empresa de Indianápolis, con tres puertas y únicos en el mundo, en estado original.

El sistema Trolebús sufrió un proceso lento y gradual para ser desactivado. Dejó totalmente las calles de Recife el 24 de septiembre de 2001, cuando la población ya estaba adaptada al ómnibus movido a óleo diésel.

Tienen inicio, en 1972, las actividades de la empresa Pedrosa Transportes, ubicada en el barrio de Nueva Descubierta. La empresa de transporte colectivo de pasajeros Expreso Vera Cruz, fundada en junio de 1969, sufre cambio de administración y cuenta, en 1975, con 24 vehículos, sirviendo solamente la línea de Cajueiro Seco.

En septiembre de 1982, fue creado el Consorcio Metrorec – constituido por la Red Ferroviaria Federal S/A y por la Empresa Brasileña de Transportes Urbanos (EBTU, actualmente extinguida) – que dio inicio, en enero de 1983, a la construcción del Metro de Recife. En 1985, el Metrorec fue incorporado a la Compañía Brasileña de Trenes Urbanos (CBTU, Río de Janeiro) por intermedio de su Superintendencia de Trenes Urbanos de Recife (STU/REC), y tuvo inicio la circulación de los primeros trenes de pasajeros.

Entre 1998 y 2009, el Metro de Recife pasó por algunas modificaciones, entre ellas las obras de expansión con la electrificación de la Línea Sur (Estaciones Recife y Cajueiro Seco) y el prolongamiento de la Línea Centro (Estación Rodoviaria hasta Camaragibe, inaugurada en 2002).

Más allá del metro, el transporte público colectivo de la Región Metropolitana de Recife cuenta con los trenes a diésel, los cuales, probablemente, serán reemplazados, en 2012, por vehículos del tipoi VLT (Vehículo Liviano sobre Ferrocarriles) y VPP (Vehículo de Pequeño Porte), con capacidad para 12 a 20 personas, aprobado por la Municipalidad de la Ciudad de Recife y por el Gran Recife Consorcio de Transportes (GRCT, antigua Empresa Metropolitana de Transportes Urbanos). La implementación del sistema VLT aprovechará la infraestructura ferroviaria existente y tiene gran relevancia social, pues beneficia a la población de baja renta, ofrece seguridad, rapidez y puntualidad.

Recife, 29 de agosto de 2011.

fuentes consulted

DUARTE, José Lins. Recife no tempo da maxambomba (1867-1889): o primeiro trem urbano do Brasil. 2005. 184 f. Dissertação (Mestrado em História) – Centro de Filosofia e Ciências Humanas, Universidade Federal de Pernambuco, Recife, 2005.

GUERRA, Flávio. Das diligências às maxambombas e aos bondes de burros. In: ______. Crônicas do velho Recife. Recife: Dialgraf, 1972. p. 163-168.

MOTA, Alves da. No tempo do bonde elétrico. Recife: Celpe, 1982.

NO grande Recife trens a diesel serão substituídos pelo sistema VLT. Disponível em: <http://meutransporte.blogspot.com/2011/07/no-grande-recife-trens-diesel-serao.html >. Aceso em: 29 ago. 2011.

SETTE, Mário. Maxambombas e maracatus. 4. ed. Recife: Fundação de Cultura da Cidade do Recife, 1981. (Coleção Cidade do Recife; XIX).

O SISTEMA de Transportes. Disponível em: <http://urbana-pe.com.br/sobre/o-sistema-de-transporte >. Acesso em: 29 ago. 2011.

ZAIDAN, Noemia Maria. O Recife nos trilhos dos bondes de burro: 1871-1914. 1991. 180 f. Dissertação (Mestrado em Desenvolvimento Urbano) – Universidade Federal de Pernambuco, Recife, 1991.
 

cómo citar este texto

Fuente: BARBOSA, Virgínia. Transporte urbano de Recife. Pesquisa Escolar, Fundação Joaquim Nabuco. Recife. Disponible en:<https://pesquisaescolar.fundaj.gov.br/es/>. Acceso en: día mes año. Ej.: 6 ago. 2009.