Imagem card

Clóvis Beviláqua

Fecha de Nacimiento:
10/04/1859

Ocupación:
Alfabetizado, filósofo, traductor, periodista y orador.

Formación:
Ley de la profesión

 

Clóvis Beviláqua

Artículo disponible en: PT-BR ENG

Pasado actualización: 03/10/2013

Por: Virginia Barbosa - Bibliotecario de la Fundação Joaquim Nabuco

El literato, filósofo, traductor, periodista y orador Clóvis Beviláqua, considerado el mayor jurista brasileño, nació en la Vila Viçosa, en las afueras de la entonces provincia de Ceará, el día 4 de octubre de 1859, hijo de José Beviláqua y de Martiniana Maria de Jesus.

 

A los diez años, su padre lo llevó a la ciudad de Sobral (CE) con el fin de proporcionarle una educación más privilegiada, ya que observó que Clóvis poseía una inteligencia superior  al resto de los niños de la comunidad. En Sobral, estuvo apenas dos años. En 1871, siguió camino a Fortaleza donde vivió con su abuela paterna, Luiza Gaspar de Oliveira, y estudió en el  Atheneu Cearense y en el Liceu do Ceará. Su curso preparatorio para el ingreso en la Faculdade de Direito do Recife (1878) lo realizó en el Externato Jasper  y luego en el Mosteiro de São Bento, ambos en la ciudad de Rio de Janeiro, la entonces capital del Imperio ue en Rio de Janeiro que se reencontró con el poeta y amigo coterráneo, Francisco de Paula Ney, con el que entabló amistad desde que estudiaba en el Liceu do Ceará. Juntos, Clóvis, Francisco de Paula Ney y el colega Silva Jardim fundaron el periódico académico Labarum Literário.

 

De vuelta en Recife, Clóvis Beviláqua  frecuentó el curso jurídico (1878-1882)  en la Faculdade de Direito, que en aquella época ya era considerada referencia nacional.  Tobias Barreto fue su profesor, y tuvo mucha influencia en su formación intelectual.

 

Doctor en Derecho, su trayectoria profesional comenzó en Alcântara, Maranhão, en donde fue nombrado promotor de Justicia (1883) por el presidente de aquella provincia, José Manoel de Freitas. Además, el presidente tenía una hija, Amélia Carolina de Freitas, de quien Clóvis estaba enamorado y esta designación aproximó más a la pareja. En 1833, Clóvis y Amélia se casaron y su suegro fue nombrado presidente de la provincia de Pernambuco, hecho que contribuyó que Clóvis, junto a su esposa y su suegro, vinieran a Recife.

 

En el periodo de 1884 a 1891 ocupó los cargos de bibliotecario (1884-1889), profesor del Curso Anexo (1889) y de la 3ª ubicación del curso de Ciencias Sociales de la Faculdade de Direito do Recife (1891), además de haber sido nombrado secretario de gobierno del estado de Piauí (1889-1890), fue electo diputado constituyente del Ceará Republicano y presidente del Congreso Constituyente del Ceará (1891). En 1886, publicó Problemas da codificação do direito civil no Brasil (1886).

 

Entrado el siglo XX, ya con cuarenta años, Clóvis Beviláqua enfrentó uno de los mayores desafíos de su carrera: fue invitado por el entonces Ministro de Justicia, Epitácio Pessoa, para elaborar el Proyecto del Código Civil Brasileño. Biógrafos e investigadores documentaron que aquella decisión no agradó a Rui Barbosa, gran nombre del pensamiento jurídico brasileño y senador de la República en esta época. Rui consideraba que Clóvis no era lo suficientemente maduro para elaborar este proyecto de gran envergadura. Clóvis Beviláqua no se intimidó con las críticas y escribió el plan general del Código (1899) que, luego de revisiones realizadas por autoridades competentes en etapas y épocas distintas, tratado en la Cámara y en el Senado, fue aprobado el 26 de diciembre de 1915, sancionado el 1° de enero de 1916 y en vigencia a partir del 1° de enero de 1917.

 

No fue apenas con la elaboración del Código que Clóvis obtuvo reconocimiento por su competencia jurídica. También fue consultor del Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, de 1906 a 1934, autor de pareceres jurídicos relevantes como el de la delimitación del mar territorial, la definición de delitos perpetrados por multitudes, la reivindicación de la codificación del Derecho de las Personas y la amplitud del derecho de asilo. 

 

Clóvis Beviláqua ocupó el asiento 14 en la Academia Brasileira de Letras (ABL), que tiene como patrono al cearense Franklin Távora. Su esposa, Amélia Carolina de Freitas Beviláqua, lanzó su candidatura para obtener un lugar en la ABL, pero no tuvo éxito. El alejamiento de Clóvis de la Academia fue atribuido, por algunos biógrafos, a su temperamento reservado y tímido, y, por otros al hecho de que los inmortales rechazaran la candidatura de su esposa. Aquella institución no aceptaba mujeres en su cuadro, y doña Amélia, a pesar de tener un brillo intelectual propio, no fue aceptada. En la época se sucedieron opiniones favorables y en contra, y también hubo un artículo de Clóvis en un periódico de Rio de Janeiro, que sutilmente afirmaba que los académicos “no querían la compañía del sexo gentil”. Gustavo Barroso, reforzando la opinión de algunos intelectuales de la época, llegó a afirmar que la elección femenina era “peligrosa para la Academia”, y Constâncio Alves entendía que “las mujeres deberían fundar otra academia para la gloria de las letras, donde los hombres no tuvieran acceso”.

 

La producción intelectual de Clóvis Beviláqua, entre libros, pareceres y artículos, llega a casi 70 obras.

 

 

Obras:

 

Vigília literária, 2 folhetos, em colaboração com Martins Júnior (1879-1882);

A filosofia positiva no Brasil (1884);

Estudos de direito e economia política (1886);

Épocas e individualidades (1889);

Teoria geral do direito civil (1890);

Lições de legislação comparada sobre o direito privado (1893);

Frases e fantasias (1894);

Direito de família (1896);

Direito das obrigações (1896); 

Juristas filósofos (1897);

Em defesa do projeto de Código Civil Brasileiro (1906);

Código Civil comentado, 6 v. (edições tiradas, separadamente, por volume; edição completa em 1916);

Princípios elementares de Direto Internacional Privado (1944).

 

 

Clóvis Beviláqua fundó junto a Isidoro Martins Júnior, el periódico O Escalpelo y la revista de crítica literária O Stereógrafo, además de haber escrito para casi todos los diários brasileños. Actuó también como traductor de la obra de Jules Soury, Jesus e os Evangelhos; A hospitalidade no passado, de Jhering, y O Brasil na legislação penal comparada, de Franz von Liszt; y Sobre os princípios gerais do Direito, de Giorgio del Vecchio. Escribió los ensayos literários: Naturalismo russo: Dostoiewski; O teatro brasileiro e as condições de sua existência; Esboço sintético do movimento romântico brasileiro; y Frases e fantasias.

 

Clóvis Beviláqua  falleció en Rio de Janeiro, el 26 de julio de 1944. En su homenaje, su nombre fue colocado en muchos lugares públicos, universidades, centros académicos, y su figura esculpida en estatuas y bustos por numerosas ciudades brasileñas.

 

  

Recife, 26 de septiembre de 2008.

Actualizado el 14 de septiembre de 2009.

fuentes consulted

CLÓVIS Beviláqua. Disponível em: <http://www.casadobruxo.com.br/poesia/c/clovisbio.html>. Acesso em: 24 set. 2008.

 

CLÓVIS Beviláqua. Disponível em:  <http://direitoce.com.br/index.php?option=com_content&task=view&id=62&Itemid=>. Acesso em: 24 set. 2008.

 

MONTENEGRO, João Alfredo. Clóvis Beviláqua, obra filosófica. In: COSTA SOBRINHO, Pedro Vicente; PATRIOTA NETO, Nelson Ferreira. Vozes do Nordeste. Natal, RN: Edufrn, 2001. p. 19-35

 

ROCHA, César Asfor. Clóvis Beviláqua. Fortaleza: Edições Demócrito Rocha, 2001. (Coleção terra bárbara).

cómo citar este texto

Fuente: BARBOSA, Virgínia. Clóvis Beviláqua. Pesquisa Escolar Online, Fundação Joaquim Nabuco, Recife. Disponible en: <http://basilio.fundaj.gov.br/pesquisaescolar/>. Acceso en: día mes año. Ej.: 6 ago. 2009.