Imagem card

Capilla Nuestra Señora de la Concepción (Jaqueira, Recife, PE)

También conocida como Capelinha da Jaqueira, la capilla de Nuestra Señora de la Concepción está ubicada cerca del Puente D'Uchôa, en el actual Parque da Jaqueira. Ella era la capilla del solar de Bento José da Costa. Y, como había muchas jaqueiras (árbol de yacas) en esa tierra, el local quedó conocido como Sítio das Jaqueiras.

Capilla Nuestra Señora de la Concepción (Jaqueira, Recife, PE)

Artículo disponible en: PT-BR ENG

Pasado actualización: 23/02/2023

Por: Semira Adler Vainsencher - Investigador de la Fundación Joaquim Nabuco - Máster en Psicología

También conocida como Capelinha da Jaqueira, la capilla de Nuestra Señora de la Concepción está ubicada cerca del Puente D'Uchôa, en el actual Parque da Jaqueira. Ella era la capilla del solar de Bento José da Costa. Y, como había muchas jaqueiras (árbol de yacas) en esa tierra, el local quedó conocido como Sítio das Jaqueiras.

La capilla, bajo la advocación de Nuestra Señora de la Concepción, se remonta a principios del siglo XVIII, cuando el capitán Henrique Martins era el propietario de esas tierras. Antes de él, la tierra perteneció al antiguo señor de ingenio de Torre, Antônio Borges Uchôa, el mismo hombre que construyó un puente sobre el río Capibaribe, el Puente D'Uchôa, que une su ingenio a esas tierras.

Henrique Martins y su esposa eran grandes devotos de la Virgen de la Concepción. Hay registros de que, en una ocasión, él se vio afectado por una crisis de erisipela y recurrió a su santa patrona para devolverle la salud. Cuando el capitán se restableció, él y su esposa expresaron su gratitud depositando un exvoto junto a la milagrosa: un grabado donde yace Henrique Martins, cubierto por una colcha de ramajes rojas y azules, con su esposa y médico a su alrededor y, en el cabecero, una visión de la Virgen.

Aquí yace el coronel
BENTO JOSÉ DA COSTA
Murió el 10 de febrero de 1834, a los 75 años, cuya memoria dedica este monumento a su nostálgica esposa y sus once hijos.


Lo herederos de Bento José, que no tenían el menor cuidado con la propiedad heredada, permitieron derrocarse las jaqueiras centenarias, y que el Sítio das Jaqueiras se convirtiera en un campo de fútbol. Cuando este se cerró, se loteó la tierra, y la Capilla de Jaqueira permaneció abandonada en medio de un gran matorral.

Ella no fue completamente destruida debido a la intervención, en 1944, del Servicio de Patrimonio Histórico y Artístico Nacional (IPHAN). En aquel momento, se restauró el templo y construyeron, a su alrededor, un hermoso parque: el de Jaqueira.

Bajo la gestión del alcalde José do Rego Maciel, el famoso paisajista Roberto Burle-Marx diseñó el ajardinamiento de la localidad. Es importante señalar que, incluso tras catalogarse por IPHAN, se saqueó la Capilla en 1951 y se robaron varias de sus pertenencias: dos armarios hechos de madera de jacarandá (de la sacristía), y algunas puertas y ventanas.

La Capilla de Jaqueira es una construcción barroca. Su interior está adornado con azulejos raros, del mismo estilo de los azulejos de los conventos carmelitas y franciscanos. Se pueden apreciar algunos notables cuadros sacros, con trazos y colores fuertes, que el tiempo no logró borrar. El techo de la capilla mayor (que evocan la Anunciación), el coro (que enfoca la pareja Nuestra Señora y San José) y la nave (la efigie de la Patrona) tienen pinturas significativas de finales del siglo XVIII.

También se puede observar dos grandes retratos al óleo, sobre madera, que representan a San Antonio y San Enrique, así como a San Juan Bautista y San Felipe Neri. El altar del templo es barroco, aunque presenta algunos motivos de estilo rococó. Hay un manuscrito en la capilla mayor, datado del 13 de noviembre de 1781, que contiene la traducción de un Breve de Indulgencia del Papa Pío VI.

En la sacristía hay una reliquia: un lavabo de piedra, con un grifo largo hecho de bronce, una obra del siglo XVIII. Las imágenes del templo –las que escaparon al robo y a la depredación– se guardan en la Iglesia de San José de Manguinho.

Es importante señalar que las tejas de la Capilla, sus maderas, cerraduras, aldabas, cerrojos, bisagras, entre otros objetos que se hicieron de hierro y bronce, son originales de su construcción y datados de 1766. Y que, hasta la década de 1960, el parque que estaba alrededor de la capilla se iluminaba por faroles, colgados en farolas inglesas.

 

 

Recife, 11 de agosto de 2003.

fuentes consulted

FRANCA, Rubem. Monumentos do Recife. Recife: Secretaria de Educação e Cultura, 1977.

GUERRA, Flávio. Velhas igrejas e subúrbios históricos. 2. ed. rev. e ampl. Recife: Fundação Guararapes, 1970.
 

cómo citar este texto

VAINSENCHER, Semira Adler. Capilla Nuestra Señora de la Concepción (Jaqueira, Recife, PE). In: Pesquisa Escolar. Recife: Fundação Joaquim Nabuco, 2003. Disponible en:https://pesquisaescolar.fundaj.gov.br/es/artigo/capilla-nuestra-senora-de-la-concepcion-jaqueira-recife-pe/. Acceso el: día mes año. (Por Ej.: 6 ago. 2020.)